Internet y las nuevas tecnologías están teniendo profundas consecuencias sociales y económicas a nivel global, y uno de los sectores donde más se notan es el mundo del turismo. Se han escrito muchos artículos y se han realizado muchos debates sobre el tema, pero para resumirlo podemos decir que Internet ha tenido un impacto en todas las fases del viaje, desde la seducción inicial a la organización, la reserva de los servicios turísticos, la propia experiencia del viaje y los momentos posteriores de compartir la experiencia en las redes sociales, hacer recomendaciones, … Este es un fenómeno que no se detiene y que cambia constantemente.

Como dicen algunos expertos, Internet es una máquina de intermediar y re-intermediar. Mientras que la visión que se tenía inicialmente era que Internet ayudaría a las empresas y a los destinos turísticos a vender sus productos a clientes de todo el mundo, actualmente se ha demostrado que esto es muy difícil para una pequeña empresa del sector. Los agentes que triunfan hoy en día en Internet son las grandes plataformas acumuladoras de oferta, como BookingTripAdvisor o Skyscanner, por mencionar algunos ejemplos. Estos portales se han convertido en los recursos de referencia para la mayoría de la población a la hora de planificar y reservar sus viajes y son, actualmente, los big players de la industria del turismo en Internet, con una posición de dominio sobre sus proveedores que resulta incontestable y a veces incluso “asfixiante”.

No obstante, la guerra no está perdida para las nuevas y pequeñas empresas del sector. En paralelo al desarrollo de estos gigantes de Internet, también están apareciendo nuevas plataformas y empresas interesantes, algunas de ellas surgidas en Cataluña y España, que en parte se inspiran en los modelos de éxito comentados anteriormente pero para dirigirse a nichos de mercado mucho más específicos de demanda.

En concreto, en este artículo nos fijamos en 4 iniciativas vinculadas a nuevas formas de comercialización de experiencias de turismo activo y de aventura.

Una de estas iniciativas interesantes es Outify.me. Se trata de una plataforma para buscar experiencias de turismo de aventura, y que pretende convertirse en punto de encuentro entre organizadores de actividades de ocio al aire libre y usuarios interesados en este tipo de servicios, un mercado que a nivel global se calcula que supera los 230.000 millones de dólares de facturación anual.

Outify.me

En esta línea sigue también la catalana Trip4real, más enfocada a experiencias en entornos urbanos, y que se basa en conectar a viajeros con gente local, para hacerles vivir una experiencia auténtica y diferente a la oferta turística convencional.

Trip4real

A nivel más local, es interesante ver como distintos destinos están avanzando en esta línea. Es un buen ejemplo el programa Vine al Pallars Viu el Jussà, que agrupa alojamientos, empresas de actividades, productores, restaurantes y equipamientos públicos de la comarca del Pallars Jussà, en una web que propone distintas actividades durante todo el año con descuentos y ventajas para los huéspedes de los alojamientos.

Vine al Pallars Viu el Jussa

También es destacable la web que acaba de lanzar el Área de Turismo del Ayuntamiento de Llançà, llancactiu.cat. Se trata de una web – plataforma de comercialización que agrupa todas las propuestas de actividades que se pueden realizar en este municipio del Cap de Creus y su entorno. Las actividades se organizan según su tipología (activas, en familia, enoturismo, culturales, acuáticas,…) e incluye también la posibilidad de reservar.

Llança actiu

Por lo tanto, aunque parece que en Internet ya está todo inventado y descubierto, eso no es así. Aún hay muchas oportunidades y tanto las empresas como los destinos turísticos pueden aprovecharlo para mejorar su posicionamiento, competitividad y orientación al mercado, así como aumentar la comercialización de los productos y servicios turísticos.

 

Articulo: DCB Turismo y Desarrollo Local @DCBTurisme

Los comentarios están cerrados.

Scroll to Top