La movilidad es un aspecto fundamental para el desarrollo sostenible del turismo, y es que el transporte es uno de los principales factores de emisión de gases de efecto invernadero en la atmosfera. ¡Algunos estudios determinan que la huella de carbono generada por el transporte representa más del 80% de la que produce el sector turístico en su conjunto!

Por eso, durante este año 2017 que fue declarado como el Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo por la Organización Mundial del Turismo, hemos querido centrar buena parte de nuestros esfuerzos en promover la movilidad turística basada en la sostenibilidad en los destinos donde hemos actuado. Nos damos cuenta que cada vez hay más concienciación, como lo demuestra el hecho de que en muchas ciudades europeas aumenta el número de familias que renuncian a tener coche. Principios como el del turismo responsable cogen más fuerza y son adoptados por una buena cantidad de actores en la cadena de valor del turismo, desde pequeñas y medianas empresas pero también por algunos de los grandes líderes mundiales de la industria. Pero también es verdad que no es más que el inicio de una tendencia, y que hay que avanzar mucho por conseguir un turismo plenamente responsable que tenga en cuenta tanto la sostenibilidad ambiental como la económica, el respeto por la cultura local, la convivencia, la justicia social y la igualdad de oportunidades. Ahora es el momento de actuar si queremos un planeta y unos destinos turísticos de calidad para las próximas generaciones.

En esta línea están trabajando los impulsores del proyecto GPS Tourism, basado en la movilidad turística sostenible en los Pirineos y con los que, entre otras acciones, este año hemos tenido la ocasión de asistir al Alpine Tourism Mobility Day en el pueblo de Werfenweng (Austria), donde pudimos conocer mejor una de las experiencias más exitosas en este sentido, la red de destinos alpinos sostenibles Alpine Pearls. Publicamos un artículo en el blog explicando esta experiencia, que puede recuperar clicando aquí.

En Terres de l’Ebre y en particular en la comarca del Baix Ebre, también hemos estado colaborando en proyectos que mejoran la movilidad interna de los visitantes (y de los residentes), a través de la promoción de una extensa red de cicloturismo que ya existe en el territorio. Entre otras acciones, de la mano de Baix Ebre Avant y de las entidades y empresas que han formado parte de la comisión de trabajo del cicloturismo, hemos coordinado la edición de nuevos materiales (mapa, dosier profesional de productos turísticos, flyers, …) y hemos podido conocer dos buenas experiencias de destinos que han apostado por este nicho com son el Parque Natural Regional del Luberon en Francia y las Vías Verdes de Girona.

El mes de setiembre se celebró un seminario sobre cicloturismo impulsado por Terra Alta Més  con el apoyo del Patronat de Turisme de les Terres de l’Ebre, que generó un gran interés, centrado en la oportunidad que representa la Vía Verde de la Val de Zafán que une la Puebla de Híjar, en la comarca del Bajo Martín en Aragón, con Tortosa y el Delta del Ebro. En ese seminario se sentaron las bases de lo que deberá ser una de las rutas de más éxito de cicloturismo. Podéis recuperar la crónica de la jornada clicando aquí.

En nuestro pueblo de Torroella de Montgrí-l’Estartit, este año ha servido para consolidar la apuesta por el turismo responsable y la protección del entorno natural, siendo reconocido como uno de los 100 destinos más sostenibles del 2017 a nivel mundial en el ranking que elabora la asociación internacional Green Destinations. Además, Josep Capellà, como asesor del Área de Turismo del Ayuntamiento, ha colaborado en la edición de un Dosier de Sostenibilidad donde se explica el trabajo que ha hecho el municipio y que sirve de material de presentación del destino en ferias y eventos varios. Se puede consultar la nota de prensa del Ayuntamiento sobre este reconocimiento y sobre el Dosier clicando aquí.

Éstos son sólo algunos de los proyectos en los que hemos tenido ocasión de colaborar pero no han sido los únicos, y no queríamos dejar de mencionar a otros territorios donde hemos actuado: la comarca de la Terra Alta, donde hemos continuado dando apoyo al sector turístico a través de la celebración de tres seminarios (el de cicloturismo anteriormente mencionado pero también uno sobre enoturismo y otro sobre el turismo del aceite); Valls d’Àneu en el Pirineo, donde hemos iniciado un proyecto interesante de promoción de los productos de ecoturismo; el Pallars Jussà, donde ya hace años que estamos ayudando a mejorar la competitividad del sector turístico de la mano del Consell Comarcal y el programa 7 comarques del SOC; en Girona, donde hemos colaborado en acciones de formación organizadas por el Patronat de Turisme de Girona y el Consorci de les Vies Verdes; el municipio de Llançà, impulsando entre otras las iniciativas de las empresas de actividades náuticas; o la Carta Europea del Turismo Sostenible del Parc Natural de les Illes Medes, Montgrí i Baix Ter, una herramienta clave para mejorar la gestión turística y ambiental en el territorio.

¡Muchas gracias a todos por la confianza y el trabajo realizado, y nos reencontramos el próximo año con más y mejores proyectos para la consolidación del turismo sostenible y responsable en Europa y en el mundo!

 

Artículo: DCB Turismo y Desarrollo Local @DCBTurisme

Los comentarios están cerrados.

Scroll to Top