La importancia que tiene el litoral mediterráneo como factor de atracción turística es visible en los datos que publica la Organización Mundial del Turismo (UNWTO). La región que agrupa a los países del sur de Europa y Mediterráneo europeo concentró en 2014, el 19% del total de llegadas a nivel mundial (214,9 millones de visitantes), aumentando en los últimos 4 años una media del 3,6%. Así, 3 de los 5 primeros países receptores de turismo a nivel global son mediterráneos: Francia (1r lugar), España (3ro) e Italia (5to).

En el estado español, 6 comunidades autónomas (Cataluña, Baleares, Canarias, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid), de les cuales 5 litorales, concentran el 90% de las llegadas de turistas internacionales. En Cataluña más del 85% de los alojamientos turísticos se concentran en las zonas de costa.

Como consecuencia de este intenso desarrollo, una parte de los destinos litorales más emblemáticos se encuentran en una etapa de “madurez” (es decir, han perdido el atractivo, el carácter innovador y necesitan reposicionarse), aunque el interés de la demanda turística por estos destinos no se ha frenado.

En paralelo, el litoral experimenta un fuerte crecimiento demográfico a causa de su atractividad natural (paisaje, horas de sol, beneficios para la salud, etc.) The changing faces of Europe’s coastal areas, 2006. En Cataluña por ejemplo, más del 70% de la población residente se concentra en una franja de 20 km de ancho a lo largo del litoral.

Frente la estandarización evidente de muchos de los destinos turísticos más tradicionales, hay una exigencia cada vez más clara por parte de los consumidores hacia productos más singulares, representativos del territorio y de su estructura socio-económica, que generen nuevas experiencias a los visitantes.

En Cataluña, el potencial de atractivo sigue existiendo si tenemos presente que a nivel del patrimonio natural, cerca del 43% de la costa está protegida según Greenpeace. Se le suma el rico patrimonio cultural material e inmaterial que se conserva y que da identidad a estas poblaciones, así como la diversidad de eventos y manifestaciones artísticas de todo tipo que se pueden encontrar.

Pero la regeneración de los destinos litorales es un planteamiento global con una visión a largo plazo y con unos planes de acción programados que apuesten por un modelo de desarrollo sostenible a través de la gestión del suelo y la planificación urbanística.

Estos recursos tienen un papel determinante en las estrategias turísticas ya que su valorización permite crear productos y experiencias singulares, que dan identidad a los territorios, ayudan a captar nuevos segmentos de visitantes y a distribuirlos tanto a nivel geográfico, como temporal. Es decir, a lo largo de más meses del año.

Tanto en el estado español como en Cataluña ha habido en los últimos 20 años diferentes experiencias de regeneración que van desde programas específicos que han contado con el apoyo de las administraciones autonómicas y central (Planes de Excelencia y Competitividad), a programas de recualificación de la Costa del Sol, de Playa de Palma o de Gran Canaria.

También es interesante el proyecto que está desarrollando el municipio de Lloret de Mar que, a partir de un Plan Estratégico de Turismo 2010-2014, está efectuando un Plan Operativo de Renovación del Destino Turístico que cuenta con la implicación directa del sector empresarial y se abre a la sociedad local a través de jornadas de participación.

No podemos olvidar que en toda Europa ha habido proyectos ambiciosos de regeneración, tanto en los destinos vacacionales situados en el norte de Europa que perdieron competitividad en los años 60 (Reino Unido, Holanda, Alemania) como en el Mediterráneo.

Otro caso es Torroella de Montgrí-L’Estartit en la Costa Brava, que a pesar de no tener un apoyo externo tan evidente, ha mantenido a lo largo de los años una línea de trabajo continuada avalada por los distintos consistorios que ha tenido como premisas importantes:

  • la recalificación del suelo urbano para la protección de los valores naturales, paisajísticos y culturales,
  • la valorización de los recursos para la creación de nuevas actividades turísticas (senderismo, actividades náuticas, etc.),
  • la mejora del paisaje urbano,
  • la creación de equipamientos culturales y deportivos,
  • la organización de eventos culturales y festivos, y
  • la captación de financiación complementaria que diera viabilidad a estas actuaciones.

Por lo tanto, se cuenta ya con una cierta experiencia en la regeneración de destinos litorales “maduros” que puede ser muy útil para iniciar nuevos procesos. No obstante, no se dispone de una metodología que recoja todas estas experiencias y que ofrezca datos contrastados que ayuden a ver qué impacto han tenido estas políticas en la mejora de la calidad de vida de los habitantes, en la creación de nuevas oportunidades económicas y laborales, en la mejora medioambiental y paisajística de los territorios y sobretodo, en la evolución de la tipología de visitantes, su satisfacción de los servicios que se ofrecen, la desestacionalización y la competitividad de las empresas turísticas, entre otros. Es decir, todos aquellos indicadores que ayudan a evaluar políticas de desarrollo local.

A lo largo de los años 2014 y 2015, la Dirección General de Industria y Empresa de la Comunidad Europea (DG GROW), ha elaborado una metodología ETIS (European Tourism Indicator System) de la que hemos hecho mención en anteriores apartados del blog (ETIS y Presentación de Indicadores ETIS) para evaluar la sostenibilidad de los destinos turísticos a fin de que se conviertan en un instrumento clave de gestión.

Estas iniciativas son muy importantes para los gestores de destinos turísticos, ya que permiten homogenizar una serie de indicadores básicos para radiografiar la situación de cada destino y ver cómo va evolucionando. También porque, al utilizar la misma metodología, destinos de características similares situados en toda Europa podrán comparar sus resultados y establecer mecanismos de cooperación y benchmarking para ser más eficientes en el futuro.

The European tourism indicator system

ETIS (The European Tourism Indicator System)

 

Articulo: DCB Turismo y Desarrollo Local @DCBTurisme

Los comentarios están cerrados.

Scroll to Top